Saltear al contenido principal
Teléfonos 24/7: 833.800.16.44 al 47

HELICOBACTER PYLORI (video)

La gastritis crónica y la úlcera gastroduodenal son predominantemente enfermedades infecciosas. La infección por una bacteria espiral y móvil, denominada Helicobacter pylori, es la causa principal de la gastritis crónica, de la úlcera y por consiguiente el cáncer gástrico, tanto del estómago como del duodeno.

Generalmente en todos los pacientes infectados por esta bacteria se desarrolla una gastritis crónica asintomática y solo en una pequeña proporción de pacientes aparecerán síntomas como: dolor o ardor en el abdomen, dolor abdominal más agudo con el estómago vacío, náuseas, pérdida de apetito, eructos frecuentes, hinchazón, adelgazamiento involuntario. Esta bacteria puede transmitirse de una persona a otra por contacto directo con saliva, vómito, materia fecal o a través de alimentos o agua contaminados.

Por el potencial patogénico de esta bacteria, resulta necesario contar con métodos eficaces para su detección.

En Laboratorios Lister contamos con dos pruebas para su detección, a través de una toma de muestra de sangre, en donde se detectan anticuerpos séricos de clases IgG o IgA contra antígenos específicos de este microorganismo, en la cual podemos determinar una infección activa o pasada, pero no recomendable para el seguimiento de un tratamiento ya que los niveles de anticuerpos persisten alrededor de 6 meses en sangre y esto puede determinar la obtención de falsos positivos. La otra opción es a través de una muestra de heces donde comúnmente se detecta el antígeno, esta técnica se ha empleado para el diagnóstico inicial de la bacteria y para confirmar la erradicación de la misma después del tratamiento.

Por: Q.C. Laura Patricia Morales Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba