Saltear al contenido principal
Teléfonos 24/7: 833.800.16.44 al 47

ORIGEN DEL VIH 1 Y VIH 2 (video)

En 1983 se publica en la literatura científica un reporte que identifica a un nuevo retrovirus humano, al año siguiente dos artículos nuevos igualmente declaran encontrar un nuevo retrovirus (muy pronto sabrían que se trataba del mismo retrovirus), el ahora bautizado virus de inmunodeficiencia humana tipo 1 o VIH-1. A mediados de 1986 se publica un nuevo reporte científico en el que se informa sobre otro retrovirus morfológicamente parecido al VIH-1 pero antigénicamente diferente a éste en pacientes del oeste de África (el virus de inmunodeficiencia humana tipo 2 o VIH-2). Finalmente, en 1987 dos reportes asocian fuertemente a este segundo virus con un virus de simios que producía inmunodeficiencia en macacos en cautiverio. La intensidad con la que se investigó a estos virus que infectan simios (ahora conocidos como virus de inmunodeficiencia de simios) fue abrumadora. En unos cuantos años se identificaron varios virus de inmunodeficiencia de simios o SIV’s, como el SIVsmm que infecta al mangabeye gris o el SIVrcm que infecta al mangabeye de capucha roja, así como el SIVcpz y el SIVgor que infectan, respectivamente, a chimpancés y gorilas. Hay que notar que el sufijo que sigue a las siglas SIV denota la especie con la cual se encuentra asociado dicho virus, es decir, la especie que infecta dicha cepa de virus. Existen más de 40 especies de primates que sabemos se infectan por SIV’s, la vasta mayoría de los cuales son específicos de especie, no obstante, existen reportes que documentan la transmisión de SIV’s entre especies (de hecho, éste ha sido el origen de algunos linajes de SIV’s como ocurrió en gorilas). El SIVcpz posee una marcada relevancia, pues genéticamente es el más estrechamente relacionado al VIH-1. De las cuatro subespecies de chimpancés que han sido identificadas por secuenciación de DNA mitocondrial, sólo dos albergan SIV’s. El hecho que dos subespecies de chimpancés se encuentren libres de infección por SIV’s bien podría indicar que la infección por SIV en las dos subespecies que lo hospedan fue adquirido posterior a su divergencia de las otras dos subespecies. De hecho, el SIVcpz posee características genéticas de otros SIV que infectan a pequeños monos (sobre todo el SIVrcm), lo cual es compatible con los hábitos de cacería del chimpancé, por lo que es prácticamente seguro que este virus fue adquirido en chimpancés que se alimentaron de monos pequeños infectados por sus propios SIV’s. El análisis genético de las secuencias del genoma de todos estos virus soporta esta conclusión. Tanto el VIH-1 como el VIH-2 se encuentran divididos en grupos, pero el origen de estos grupos es tema para otra ocasión.

Q.F.B. Sergio Antonio Salazar Lozano M en C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba