Saltear al contenido principal
Teléfonos 24/7: 833.800.16.44 al 47

SOBRE EL BAUTIZO DEL SÍNDROME PROVOCADO POR EL VIH COMO SIDA (video)

El síndrome que eventualmente conoceríamos como SIDA fue primero reportado en el Morbidity and Mortality Weekly Report del 5 de junio de 1981, publicado por los CDC estadounidenses en Atlanta. Dicho reporte registraba cinco casos de Pneumocystis carinii (una infección fúngica oportunista que ahora conocemos como Pneumocystis jirovecii). Debido a una preocupación genuina por parte del personal de la CDC por el aspecto homosexual de estos casos, se decidió ser muy prudente con esta publicación, así, el reporte no apareció en la primera página del MMWR, sino en un lugar más discreto en la página dos. Toda referencia a la homosexualidad fue eliminada del título que simplemente leía: “Neumonía por Pneumocystis – Los Ángeles.” Casi de inmediato quedó claro que la enfermedad provocaba una inmunodeficiencia debido al tipo de problemas de salud que suscitaba (muchas veces en hombres jóvenes), neumonía por Pneumocystis (y otras infecciones oportunistas) y Sarcoma de Kaposi (y otros cánceres). Fue demostrado que estos pacientes poseían muy bajos números de linfocitos T, lo que efectivamente provocaba inmunodeficiencia, así, con la poca información que se tenía el primer nombre de este nuevo síndrome fue: Síndrome de Inmunodeficiencia Relacionada a Gays. Muchas hipótesis erróneas fueron postuladas, la mayoría debido al desafortunado nombre elegido que limitaba la definición a hombres homosexuales, por lo que estas hipótesis giraban en torno al estilo de vida gay del momento. Pronto se empezaron a observar casos en otros grupos, principalmente hemofílicos, receptores de unidades de sangre y, muy poco tiempo después, usuarios de drogas intravenosas, así como en los hijos nacidos de madres usuarias de éstas drogas. Posteriormente, también casos de inmigrantes haitianos presumiblemente heterosexuales empezaron a aparecer. Aún sin una hipótesis plausible sobre la etiología de este síndrome, fue evidente que éste no era un mal de homosexuales. Vale la pena resaltar que no fue hasta el 25 de febrero de 1982 que el diario de mayor circulación en los Estados Unidos, el Wall Street Journal publicó bajo el título: “Nueva Enfermedad Usualmente Fatal en Homosexuales Aparece en Mujeres y Hombres Heterosexuales”. Es una tristeza y una de las duras lecciones de salud pública del siglo XX que mientras el terrible problema fuera homosexual no sería tratado en los diarios, fue necesario que murieran personas heterosexuales para que se hablara de él. Así, no fue sino hasta el 3 de septiembre de 1982 que la CDC, por consejo del biólogo Bruce Voeller, rebautizara al síndrome como: Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA, para entonces, ya se habían observado casos también en prisioneros y prostitutas.

Q.F.B. Sergio Antonio Salazar Lozano M en C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba